La Divina Misericordia
El atributo más grande de DIOS.
La Divina Misericordia
Apóstol de la Misericordia
Propagación del Mensaje
Sobre la Oración
La Fiesta de la Misericordia
Mapa del Sitio
Indulgencia Plenaria
Decreto sobre las Indulgencias
Ultimo Mensaje de Juan Pablo II
Carta Enciclica Dives in Misericordia
La Confesión
La Eucaristía
Santuarios de la Divina Misericordia
Mensaje de Jesús Mensaje de Jesús
Beatificación Juan Pablo II Beatificación de Juan Pablo II
Indulgencia Plenaria

 

  • En la Semana Santa de 1937 Jesús le mostró proféticamente la celebración jubilosa de la Fiesta de la Misericordia presidida por el Santo Padre en Roma. En la ocasión le solicitó rezar una Novena que se debía comenzar el viernes santo. Ese día Faustina sintió el dolor de las cinco llagas en su cuerpo, sufrimiento que se mantuvo hasta las tres de la tarde.
  • Jesús le dijo durante la oración: “Deseo conceder el perdón total a las almas que se acerquen a la confesión y reciban la Santa Comunión el día de laFiesta de Mi MisericordiaY me dijo: Hija Mía, no tengas miedo de nada, Yo siempre estoy contigo, aunque te parezca que no esté; y tu humillación Me atrae desde el alto trono y Me uno estrechamente a ti.” (Diario de Sor Faustina 1109).
  • Se concede la indulgencia plenaria, con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice) al fiel que, en el domingo segundo de Pascua, llamado de la Misericordia divina, en cualquier iglesia u oratorio, con espíritu totalmente alejado del afecto a todo pecado, incluso venial, participe en actos de piedad realizados en honor de la Misericordia divina, o al menos rece, en presencia del santísimo sacramento de la Eucaristía, públicamente expuesto o conservado en el Sagrario, el Padrenuestro y el Credo, añadiendo una invocación piadosa al Señor Jesús misericordioso (por ejemplo, "Jesús misericordioso, confío en ti"). Se concede la indulgencia parcial al fiel que, al menos con corazón contrito, eleve al Señor Jesús misericordioso una de las invocaciones piadosas legítimamente aprobadas.
Decreto sobre las Indulgencias recibidas
En la Fiesta de la Divina Misericordia
Dado en Roma, en la sede de la Penitenciaría apostólica, el 29 de junio de 2002, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles.
Luigi DE MAGISTRIS
Arzobispo titular de Nova Pro-penitenciario mayor
Gianfranco GIROTTI, o.f.m. conv. Regente
Se enriquecen con indulgencias actos de culto realizados en
Honor de la Misericordia divina.
 

¿Qué son las indulgencias? “La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos”.

“La indulgencia es parcial o plenaria según libere de la pena temporal debida pro los pecados en parte o totalmente”.

 

 

 

La Divina MisericordiaApóstol de la MisericordiaPropagación del MensajeSobre la OraciónLa Fiesta de la MisericordiaMapa del Sitio